¿Cuánto vive una cotorra del sol? | Esperanza de vida & más

Si acabas de adquirir tu cotorra del sol (Aratinga solstitialis) o estás pensando en añadir uno a tu familia, probablemente te estés preguntando sobre su esperanza de vida. ¿Cuánto vive una cotorra del sol? Buenas noticias: ¡bastante tiempo! Con los cuidados adecuados y una dieta saludable, estos loros neotropicales pueden formar parte de tu familia durante muchos años.

Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre cuánto viven las cotorras de sol y asegurarte de que la tuyatenga una vida larga y feliz.

¿Cuánto vive una cotorra del sol en la naturaleza?

Según Animal Diversity Web (inglés), la esperanza de vida de las cotorras del sol en la naturaleza no se conoce. Esta fuente dice que los hábitos y los ciclos de vida de las cotorras del sol en su hábitat natural aún no se han podido estudiar bien, debido a que las zonas en las que viven suelen ser bastante inhóspitas.

Las cotorras del sol están en peligro de extinción en la naturaleza, debido a la pérdida de hábitat causada por la actividad humana, como el pastoreo de ganado. La captura de cotorras del sol silvestres para el comercio de animales o para proteger los cultivos no está permitida, pero es probable que siga ocurriendo.

Además de los peligros que suponen los humanos, las cotorras del sol también tienen que enfrentarse a varios predadores naturales. Dado que anidan en los árboles, son especialmente vulnerables durante la época de anidación. Predadores como las serpientes y los monos pueden introducirse para robar los polluelos e incluso comerse las aves adultas.

¿Cuánto vive una cotorra del sol?

¿Cuánto vive una cotorra del sol en cautividad?

La temporada de cría de las cotorras del sol empieza temprana en su hábitat natural, normalmente en febrero. En cautividad, por otro lado suelen criar un poco más tarde, en plena primavera.

Los polluelos se independizan alrededor de las 10 semanas y alcanzan la madurez sexual a los 2 años de edad. Después tienen una larga vida por delante, ya que las cotorras del sol suelen vivir un mínimo de 15 años con buenos cuidados.

Cotorras del sol que llegan a vivir 20 años o más son bastante comunes e incluso hay pájaros que alcanzan los 30 años.

Cotorra del sol (Aratinga solstitialis, un loro común) con pico abierto.

¿Qué influye en la esperanza de vida de la cotorra del sol?

¡Tú! Aunque estos loros neotropicales pueden llegar a la respetable edad de 30 años, eso no significa que sea una garantía.

Siempre existe la posibilidad de una muerte prematura debido a una enfermedad contra la que no puedes hacer nada, o debido un accidente desafortunado. A pesar de eso, cuidados adecuados son el factor más importante. Claro, tal vez tu cotorra del sol no tiene la genética para llegar al extremo superior del espectro de edad, pero 15-20 años o más debería ser totalmente alcanzable.

Veamos algunas de las cosas que puedes hacer para asegurarte de que tu cotorra del sol llegue a una edad respetable.

Dieta

Probablemente la causa más común de la muerte prematura en todos los loros, incluidas las cotorras del sol, es la mala alimentación. El mito de que los loros pueden sobrevivir comiendo sólo semillas sigue muy extendido.

Muchas cotorras del sol acaban siendo obesos y teniendo un sinfín de problemas de salud. Esto se suele deber a la sobrealimentación y a las dietas con alto contenido de grasas, como las semillas de girasol.

Aunque las cotorras del sol silvestres comen semillas (inmaduras, maduras y germinadas), también consumen muchos otros alimentos. Las frutas constituyen una buena parte de su dieta; según ADW, les gustan especialmente los frutos rojos del cactus y las bayas del árbol Malpighia. Aparte de eso, se alimentan de frutos secos, semillas, flores, algún insecto ocasional y, para consternación de los agricultores, de los cultivos de origen humano.

Con nuestros pájaros domésticos deberíamos hacer todo lo posible por ofrecerles una dieta igualmente variada, para asegurarnos de que obtienen todos esos preciados micronutrientes. Lo que no debemos hacer, sin embargo, es darles de comer tanto como las aves silvestres. Al fin y al cabo, nuestros amigos emplumados domésticos no gastan tantas calorías a diario como sus homólogos silvestres mientras vuelan en busca de su próxima comida.

Una buena dieta para una cotorra del sol puede consistir, entre otras cosas, en:

  • Muchas verduras como brócoli, guisantes, zanahoria y más.
  • La fruta ocasional: aunque las cotorras del sol silvestres comen mucha fruta, la fruta para humanos es demasiado rica en azúcar.
  • Un pienso de alta calidad que no contenga azúcares añadidos.
  • Una mezcla de semillas de alta calidad, preferiblemente sin semillas de girasol (resultan adictivas).
  • Semillas frescas germinadas en casa.
  • Alimentos silvestres procedentes de zonas poco contaminadas y sin pesticidas: hierbas de jardín (hojas de diente de león, trébol), flores frescas (crisantemo, margaritas) y hierbas frescas.
  • Extra: cereales cocidos como el arroz negro, la quinoa, la pasta integral, la avena, etc.

No olvides ofrecer también un bloque mineral y múltiples fuentes de agua fresca.

Tres cotorras del sol (Aratinga solstitialis) comiendo semillas de girasol de una mano.

Cuidados generales

Para prevenir los accidentes, el estrés y las enfermedades que se derivan de las causas ambientales, hay algunas pautas de cuidado general que son importantes de tener en cuenta.

  • Calidad del aire: Las aves, incluidos los loros, tienen unos pulmones extremadamente sensibles. Una bonita vela perfumada, por ejemplo, es una alegría para nosotros, pero puede acortar la vida de tu cotorra del sol.

    Otros culpables comunes que hay que evitar a toda costa son los productos perfumados en aerosol, el humo de los cigarrillos, los vapores de los utensilios de cocina de teflón y los ambientadores.
  • Vida social: Las cotorras del sol viven en grandes bandadas en la naturaleza y han evolucionado para ser extremadamente sociales. Una cotorra solitaria que no reciba suficiente atención de su dueño se estresará mucho. No sólo puede acabar teniendo problemas de comportamiento, sino también problemas físicos, como arrancarse las plumas o automutilarse.
  • Ejercicio: Una buena dieta es el principal factor para prevenir la obesidad de los loros, pero también es importante que tu loro se mueva. A tu cotorra le encantará pasar tiempo fuera de su jaula. No sólo para socializar contigo y explorar, sino también porque le ofrece una gran oportunidad de estirar esas preciosas alas.
  • A prueba de loros: Cualquier espacio en el que dejas a tu cotorra del sol vagar libremente, incluida su propia jaula, debe ser inspeccionado para asegurarse de que no hay peligros.

    Los cables eléctricos son atractivos juguetes para masticar, las ventanas abiertas son un gran peligro y los juguetes mal diseñados han matado o mutilado a muchos loros. Son tan curiosos que se meten en problemas con facilidad.
  • Veterinario y emergencias: Debes tener siempre a mano el número de un veterinario de confianza de animales exoticos. Lo ideal es que lleves a tu cotorra no sólo cuando se sienta mal, sino también para las revisiones anuales.

    Ten preparado siempre un kit de emergencia con artículos como pinzas, un coagulante de sangre y cualquier otra cosa que creas que puede ser útil.
Cotorra del sol (un loro doméstico común) sentada en una rama.

¿Cuántos años tiene mi cotorra de sol?

Todos queremos conocer la edad de nuestro pájaro, para saber cuánto tiempo podemos disfrutar de él y para identificar los problemas relacionados con la edad (como la ceguera y más). Si has comprado tu pájaro de un criador, normalmente sabrás exactamente cuándo nació. Incluso si no te lo han dicho, a menudo la cotorra tendrá un anillo en la pata que muestra la fecha de nacimiento.

Si has comprado tu loro en una tienda de mascotas o si lo has adoptado de otra persona, puede ser un poco más difícil averiguar su edad. Puedes preguntar por ahí, pero a menos que el ave sea todavía joven, no te resultará posible averiguar su edad.

Las cotorras jóvenes que aún no han alcanzado el año y medio tendrán un plumaje diferente al de los adultos. Sus plumas son de un color mucho más verde y no muestran ese típico amarillo solar hasta que muden y crezcan sus colores de adultos. Esto tiene sentido: ¡el color verde ofrece un gran camuflaje en la naturaleza!

Aparte de esta diferencia de color en los pájaros jóvenes, no es posible ver la edad de una cotorra del sol.


Si tienes más preguntas sobre cuánto vive una cotorra del sol o si quieres compartir tus propias experiencias con estos coloridos loros sudamericanos, ¡no dudes en dejar un comentario abajo!

Leer también: ¿Cuánto vive una cotorra de mejillas verdes?

Deja un comentario