Home » Psittacara » Loro de Cabeza Roja | Psittacara erythrogenys cuidados & más

Loro de Cabeza Roja | Psittacara erythrogenys cuidados & más

¿Te gustan los loros habladores? ¿Tu vida carece de travesuras? Entonces, ¡el loro de cabeza roja puede ser la mascota ideal para ti! También conocido como aratinga de Guayaquil, es un loro inteligente de tamaño mediano. Es uno de los más habladores entre las especies de cotorras sudamericanas.

Si estás pensando en añadir un loro de cabeza roja a tu familia o si quieres saber más sobre los cuidados de este tipo de loro, sigue leyendo.

A continuación, vamos a ver más de cerca cómo reconocer al loro de cabeza roja así como sus orígenes, dieta, hábitos de apareamiento y sus cuidados en avicultura.

Nombres (común, científico) Loro de cabeza roja, aratinga de Guayaquil, Psittacara erythrogenys, antes Aratinga erythrogenys
Hábitat natural Suroeste de Ecuador y noroeste de Perú
Tamaño de adulto Hasta 33 cm; peso entre 165-200 gramos
Duración de vida Hasta 25 años, media entre 10-15 años
Nível del ruido Alto

Loro de cabeza roja: Distribución y hábitat natural

El loro de cabeza roja es originario de Sudamérica. Aquí la especie se encuentra principalmente en la zona comprendida entre el suroeste de Ecuador y el noroeste de Perú. Habita de forma natural sobre todo en las selvas, bosques y regiones desérticas con cactus, pero también se encuentra en las zonas suburbanas.

En su hábitat natural, este loro vive en bandadas de entre una docena y cientos de aves. Algunas de estas bandadas son mixtas, con loros de distintos géneros como Brotogeris y Pionus, forrajeando junto a los de cabeza roja.

Especie invasora

Como algunas otras especies de loros (los Agapornis son ejemplos notables), este también ha alcanzado la categoría de especie invasora en varios países como consecuencia de la liberación o fuga de mascotas. Ahora se encuentran por ejemplo en España, Puerto Rico, EE.UU., Chile y Colombia.

Como son bastante adaptables, los loros Psittacara asilvestrados se reproducen rápidamente, echando a las aves autóctonas de sus espacios de nidificación y compitiendo con ellas por la comida. En el documental de 2003 “The Wild Parrots of Telegraph Hill”, una bandada salvaje de aratingas de Guayaquil aparece en San Francisco.

Estado de conservación

Irónicamente, ya que está tan común fuera de su área de distribucion natural, en 1994 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) clasificó a esta especie en un nivel alto de amenaza de extinción en su hábitat natural. Actualmente sigue estando clasificada como “Casi Amenazada”.

Entre las causas del declive de la población del loro de cabeza roja están la disminución del hábitat (deforestación) y la captura ilegal para el comercio de mascotas.

Si quieres comprar uno, asegúrate de que el criador pueda presentar la documentación adecuada. Y como siempre, ¡recomendamos adoptar en vez de comprar!

¿Lo sabías? El loro de cabeza roja solía clasificarse en el género Aratinga, que también contiene la popular cotorrita de sol y la cotorra jandaya. Sin embargo, basándose en las investigaciones sobre el ADN, este género se dividió y un grupo de especies se trasladó a Psittacara en 2013.

Remsen, Schirtzinger, Ferraroni, Silveira, & Wright (2013)
Loro de cabeza roja posado en un árbol

Loro de cabeza roja: Aspecto

El loro de cabeza roja es bastante popular en avicultura, sobre todo por su temperamento agradable y sus hermosos colores brillantes. Lo más reconocible de esta especie es, obviamente, esa salpicadura única de color rojo en la cara y la cabeza.

En el resto del cuerpo, las plumas son principalmente de color verde oscuro, aunque el rojo aparece en los hombros y las partes inferiores de las alas, así como en las manchas en el cuello. Los ojos marrones están rodeados por un anillo ocular blanco. Las patas son grises y el pico es de color cuerno. 

Los juveniles tienen los ojos grises y carecen de la coloración roja en la cabeza. Mudan sus primeras plumas rojas después de unos cuatro meses.

¿Lo sabías? Ésta no es la única especie de cuerpo verde y cabeza roja del género Psittacara. El calancate cara roja (P. mitratus) y la aratinga de Wagler (P. wagleri) son bastante parecidos. Esto puede resultar confuso, ¡sobre todo cuando los pájaros aún son jóvenes! Sin embargo, sólo en el P. mitratus, al menos en los adultos, el color rojo se extiende más allá de los ojos.

Comparación entre Psittacara erythrogenys y Psittacara mitratus, dos tipos de loros sudamericanos
Comparación entre Psittacara erythrogenys y Psittacara mitratus, dos tipos de loros sudamericanos muy similares.

Dieta del loro de cabeza roja

Dieta silvestre

No se sabe demasiado sobre lo que suelen comer las aratingas de Guayaquil silvestres. Son algo nómadas en su hábitat natural, desplazándose hacia y desde regiones más áridas. El libro Parrots of the World (Loros del Mundo) (2010) señala que esto probablemente tenga algo que ver con la disponibilidad de alimentos

Entre los alimentos que se sabe que consume este loro en estado silvestre están los frutos de los árboles Hieronyma (algunos de los cuales también los comen los humanos), la familia de los Anacardiaceae, la familia de los olivos Oleaceae y Boraginaceae. También se le ha visto comiendo flores del árbol del coral.

Dieta doméstica

Puedes alimentar a tu loro de cabeza roja con una dieta estándar para loros. Recuerda que la clave para un ave sana es la variedad. Una marca de pienso de alta calidad debería funcionar bien como alimento básico, pero como todos los loros, tu Psittacara debe recibir muchas verduras y algunas frutas frescas.

Otras grandes adiciones a la dieta de tu pájaro son las legumbres y los cereales cocidos (arroz, pasta integral), los alimentos forrajeados y las malas hierbas como el diente de león, así como algunas semillas (germinadas).

Cuidado: este loro se vuelve rápidamente adicto a las semillas que engordan, como el girasol y el cártamo. Es mejor no pasarse con ellas.

Psittacara erythrogenys, antes Aratinga erythrogenys, un loro sudamericano colorido comiendo semillar en un árbol

Loro de cabeza roja: Jaula

Esta especie no se encuentra entre las cotorras más pequeñas, por lo que necesita una jaula de tamaño considerable. Una jaula con una longitud mínima de 90 cm debería funcionar si tu loro pasa al menos unas horas al día en libertad. Si quieres tenerlo enjaulado 24 horas al día, necesitarás una pajarera grande o una jaula de vuelo.

Es importante proporcionarles varios cuencos de agua y comida y cambiarles el agua a diario. No olvides ofrecer un baño para aves también: ¡a estos loros les encanta bañarse! A muchos también les gusta que les rocíen con agua templada o incluso acompañarte en la ducha.

Durante la noche, cuando tu loro se duerme, puede ser útil cubrir la jaula con una manta para bloquear la luz. Al igual que otros loros, el loro de cabeza roja es un verdadero dormilón, y necesita de 10 a 12 horas de sueño por noche para no estar de mal humor por la mañana.

Loro de cabeza roja: Temperamento

La aratinga de Guayaquil es conocida por ser una especie de loro inteligente al que se le puede enseñar trucos con facilidad. Son aves juguetonas y si están bien socializadas, suelen ser muy cariñosas con su dueño. Este loro hará cualquier cosa por ser el centro de atención.

Recuerda que estos son seres extremadamente sociales que requieren mucha interacción con su dueño u otros pájaros. Si no puedes dedicar al menos unas horas al día a estar con tu loro, probablemente sea mejor tener dos.

La soledad en los loros puede provocar estrés y comportamientos no deseados como arrancarse las plumas, agresividad, vocalización excesiva y ¡mucho más! Así que si buscas un compañero sociable con el que pasar mucho tiempo, éste podría ser un buen fichaje.

¿El loro de cabeza roja habla?

Como ya se ha mencionado, el loro de cabeza roja es una de las especies de loros más habladoras. La mayoría de las Psittacara captan palabras, frases cortas y melodías si se las repites con suficiente frecuencia.

Por desgracia, también es importante tener en cuenta que no es en absoluto una especie tranquila. Como muchos otros, no es muy adecuado para quienes viven en los apartamentos con vecinos cerca, ni para quienes no soportan el ruido.

Los loros de cabeza roja son propensos a gritar fuertemente, sobre todo al amanecer y al atardecer. No hay manera de hacerles parar: simplemente está en su naturaleza y forma parte de tener un loro en casa.

Puedes escucharlo en Xeno-Canto.

Actividades para tu loro de cabeza roja

Los loros de cabeza roja son aves muy activas que requieren ejercicio diario para mantener estimulado su cerebro y ayudar a prevenir la obesidad. Por lo tanto, debes dejar que el tuyo salga de su jaula durante unas horas al día.

Una zona de juego segura fuera de la jaula es una gran idea. La propia jaula debe estar llena de juguetes y perchas, aunque es importante dejar también algo de espacio abierto en el centro para que tu loro pueda estirar las alas.

Cambia los juguetes con regularidad para mantener la emoción. Otras actividades que puedes proporcionar a tu ave son las sesiones de adiestramiento, el forrajeo y simplemente pasar tiempo juntos.

Reproducción y cría del loro de cabeza roja

Las aratingas silvestres anidan en árboles huecos, como los del género Ceiba o Cochlospermum. También se ha observado que se instalan en termiteros. Las nidadas tienen un promedio de 2-4 huevos y eclosionan de forma natural en la estación de lluvias, que dura de enero a marzo.

Este loro se considera relativamente fácil de criar en cautividad. Aun así, la cría de aves es algo que se deja a los especialistas: la crianza de los polluelos requiere mucho trabajo y dedicación.

Es más fácil conseguir que las parejas críen en los aviarios grandes. Puedes poner varias cajas anidaderas y troncos de diferentes formas y tamaños y colocarlos en distintas partes de la jaula; con un poco de suerte una de las opciones les resultará atractiva.

Los huevos se incuban durante unos 23 días. Los juveniles abandonan el nido al cabo de un promedio de 50 días.


¿Tienes más preguntas sobre el loro de cabeza roja y sus cuidados? ¿Quieres compartir tus experiencias con esta belleza neotropical? ¡No dudes en dejar un comentario abajo!

Fuentes
IUCN Red List of Threatened Species

Diamond, J. M., & Ross, M. S. (2019). Exotic parrots breeding in urban tree cavities: nesting requirements, geographic distribution, and potential impacts on cavity nesting birds in southeast Florida. Avian Research, 10(1), 1-10.

Falcón, W., & Tremblay, R. L. (2018). From the cage to the wild: Introductions of Psittaciformes to Puerto Rico. PeerJ, 6, e5669.

Fierro-Calderón, E., & Fierro-Calderón, K. (2020). First record of Psittacara erythrogenys (Psittacidae) in Colombia. Caldasia, 42(2), 347-349.

Parr, M., & Juniper, T. (2010). Parrots: a guide to parrots of the world. Bloomsbury Publishing.

Remsen, J. V., Schirtzinger, E. E., Ferraroni, A., Silveira, L. F., & Wright, T. F. (2013). DNA-sequence data require revision of the parrot genus Aratinga (Aves: Psittacidae). Zootaxa, 3641(3), 296-300.

Deja un comentario