¿La cotorra del sol habla? | Aratinga solstitialis

La increíblemente colorida cotorra del sol es un loro muy popular como mascota y no es difícil ver por qué: su brillante plumaje y su personalidad roban el corazón de cualquiera. Si añades una cotorra del sol a tu familia, ¿puedes esperar que imite tu voz? ¿La cotorra del sol habla?

Descubre todo sobre su capacidad para hablar y cómo adiestrar a tu cotorra para que diga algunas palabras o frases.

¿La cotorra del sol habla?

La respuesta corta: un poco, posiblemente.

La respuesta completa:

Todas las cotorras del género Aratinga son muy ruidosas. La cotorra del sol (Aratinga solstitialis) no es una excepción: su llamada de bandada se transmite a kilómetros de distancia en su hábitat natural de la selva tropical.

Entre el parloteo que produce tu cotorra del sol posiblemente podrás distinguir algunas palabras. Aunque sus vocabularios potenciales no son comparables a los de los campeones del habla como los yacos o las amazonas, hay cotorras que llegan a aprender un par de palabras o melodías. Los gritos normales de las cotorras del sol son más bien chillidos, mientras que la voz que utilizan para imitar a los humanos es casi un poco robótica.

Mucha de la gente que tiene cotorras del sol dice que, más que palabras, estos pájaros se especializan en imitar sonidos. Es mucho más común que tu cotorra del sol imite el microondas, el teléfono o tu risa que tu “buenos días”, especialmente si no has adiestrado el ave específicamente para que hable.

¿La cotorra del sol habla? | Aratinga solstitialis

Cómo enseñar a hablar a una cotorra del sol

¿Qué influye en la capacidad de hablar?

No todas las cotorras del sol aprenden a hablar. Algunas nunca acaban imitando nada, ni siquiera los sonidos que oyen muchas veces al día. Otras, en cambio, resultan excepcionalmente dotadas para su especie y superan con creces el afán normal de aprender palabras y sonidos.

Algunos factores que influyen en el habla de la cotorra del sol son:

  • La edad. Como ocurre con la mayoría de los animales, las cotorras del sol adquieren nuevas habilidades con mayor facilidad y son más receptivas al entrenamiento cuando aún son jóvenes.

    Una vez que han pasado uno o dos años y se han formado costumbres, es más difícil conseguir que hagan cosas nuevas, aunque eso tampoco significa que una cotorra mayor sea incapaz de aprender a hablar. Solo significa que puede necesitar algo más de entrenamiento y que la posibilidad de que nunca llegue a hacerlo es, por desgracia, un poco mayor.
  • Crianza. Una cotorra del sol que se ha criado con mucho contacto humano y que asocia a los humanos con cosas positivas es más probable que los imite. Al fin y al cabo, la imitación es una forma de socializar y encajar para los loros. Esto significa que tienen que verte como miembro de la bandada para ser receptivo a tus sonidos.

    Cuanto más domesticada sea tu cotorra, mayores serán tus posibilidades de éxito; de nuevo, sin embargo, esto no significa que sea imposible que una cotorra no domesticada aprenda a hablar. Solo que es menos probable.
  • . Que tu cotorra del sol aprenda a imitar tu voz está casi completamente en tus manos. Depende de ti asegurarte de que tu pájaro esté feliz, sano y cómodo. Una vez que haya llegado el momento de empezar el entrenamiento, también depende de ti ser muy paciente y enfocar las sesiones de entrenamiento de forma productiva.

    Básicamente, ¡tienes que estar dispuesto a repetir sin cesar una frase durante semanas o incluso meses!

Consejo: Los loros suelen necesitar un tiempo para empezar a hablar. Las cotorras del sol empiezan a practicar el habla cuando tienen alrededor de un año de edad.

Dos cotorras del sol (Aratinga soltitiales), loros comunes como mascotas.

Cómo lograr que tu cotorra del sol hable

La mejor manera de entrenar a un loro es mediante la práctica del refuerzo positivo. Esto significa que, en lugar de castigar al pájaro cuando hace algo malo, se le recompensa cuando hace algo bueno. El refuerzo positivo funciona perfectamente si quieres que tu cotorra del sol aprenda a hablar.

Como ya se ha mencionado, algunos loros simplemente no hablarán nunca. Sin embargo, con los pasos que se indican a continuación y una buena dosis de paciencia, es de esperar que pronto empieces a oír las primeras palabras.

Consejo: Si tu cotorra del sol aún no está totalmente domesticada, no pasa nada. El adiestramiento que vas a realizar también ayuda a crear un vínculo afectivo.

1. Asegúrate de que tu cotorra del sol esté sana, cómoda y libre de estrés. Aliméntale con una dieta variada, dale una jaula grande con muchos juguetes y asegúrate de dejar que el pájaro salga de su jaula varias horas al día.

2. Elige una palabra, frase o sonido que te gustaría enseñar a tu cotorra. Al principio, limítate a cosas fáciles: “hola”, “pajarito”, “buenas noches”, cosas así.

3. Trabaja para crear una asociación positiva contigo y con tu voz. Tu pájaro debe asociarte con cosas felices: comida, atención, exploración y juguetes. Ofrécele un pequeño tentempié cada vez que te acerques a la jaula o saca al pájaro para que pase un rato contigo.

4. Cuando estés seguro de que tu cotorra se siente cómodo contigo, puedes empezar a hacer pequeñas sesiones de adiestramiento en las que la saques de su jaula y la lleves a un lugar tranquilo sin distracciones. Quédate allí unos minutos jugando, rascándole la cabeza y ofreciéndole algún premio sabroso mientras le hablas con voz clara.

5. Hagas lo que hagas, no te olvides de hablarle siempre a tu cotorra del sol. La “palabra de enfoque” debe repetirse con frecuencia: estás tratando de construir una relación con el ave para que te vea como un miembro de la bandada, ya que eso hará que sea más probable que quiera imitarte. Además, intentas hacer que la palabra de enfoque se fije en su mente, repitiéndola constantemente durante las experiencias positivas.

6. Puede pasar mucho tiempo antes de que tu cotorra del sol empiece a repetir una palabra, o bien puede conseguirlo en pocos días.

7. Si oyes que tu cotorra del sol intenta decir la palabra de enfoque, no olvides darle algún premio, como una semilla de girasol o lo que tengas a mano.

Aratinga solstitialis (Cotorra del sol).

Ejemplos de cotorras del sol que hablan

Como puedes ver en los siguientes vídeos, las cotorras del sol no son grandes talentos en cuanto al habla. Sin embargo, lo intentan y están deseosos de aprender.


Si tienes más preguntas sobre el habla de las cotorras del sol o si quieres compartir tus propias experiencias con estos coloridos loros neotropicales, no dudes en dejar un comentario a continuación.

Foto de portada © tuntep en Adobe Stock.

Deja un comentario