Home » Agapornis » Agapornis personatus | Cuidados, dieta y más

Agapornis personatus | Cuidados, dieta y más

¿Quieres añadir un pequeño loro a tu familia? Es fácil enamorarse del inseparable cabecinegro (Agapornis personatus). Sus bellos colores y pequeño tamaño los hace muy atractivos como mascotas, pero es importante investigar sobre sus cuidados antes de comprar uno!

Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre los cuidados de Agapornis personatus y cómo mantener al tuyo lo más sano y feliz posible.

Nombre(s) (común, científico) Inseparable enmascarado, inseparable cabecinegro, Agapornis personatus, a veces Agapornis personata
Hábitat natural Praderas de Tanzania
Tamaño de adulto 5.5″ (14 cm), ~50 gramos
Duración de la vida Hasta 20 años
Nivel de ruido Bajo-medio

Agapornis personatus: Aspecto

El inseparable cabecinegro o enmascarado forma parte de un subgrupo de los Agapornis con anillo ocular, que se reconocen por el anillo blanco alrededor de los ojos. Su aspecto es bastante similar al de otros miembros de este grupo, especialmente el Agapornis fischeri o inseparable de Fischer, que también es una mascota popular.

Entonces, ¿cómo distinguir un inseparable enmascarado de uno de Fischer? Los silvestres tienen la cabeza de color marrón muy oscuro (casi negro), el pecho y el cuello amarillos, las alas de color verde oscuro y el vientre, la espalda y la cola de color verde claro. Su pico es rojo.

La clave para asegurarte de que se trata de un personatus y no de un fischeri es la cabeza: es mucho más oscura en el primero. Esto se aplica a casi todas las variedades de color (¡de las que hay bastantes!) Ambas especies han sido objeto de una reproducción selectiva bastante extensa.

Los inseparables enmascarados (Agapornis personatus) pueden encontrarse en color de tipo silvestre, azul (con el cuello gris y el pico beige), azul-verde, violeta (las alas se inclinan hacia el púrpura), lutino (blanco) y bastantes más, incluidas las variedades con cabeza roja y/o alas manchadas.

¿Sabías que? Por desgracia, no es posible diferenciar los machos de las hembras de Agapornis visualmente. Puedes leer más en el articulo sobre el sexado de los inseparables.

Agapornis personatus: Origen y hábitat natural

Al igual que otras especies de inseparables, el Agapornis personatus se encuentra de forma natural en el continente africano. Concretamente viene de Tanzania, aunque también es una especie invasora en otros países, incluso fuera de África.

En Tanzania, los inseparables enmascarados habitan en las praderas y los ecosistemas de la sabana, moviéndose en bandadas que pueden oscilar entre unos pocos pájaros y varias docenas.

Sus zonas preferidas están siempre salpicadas de árboles como la Acacia, ya que éstos forman una parte importante del ciclo vital del Agapornis silvestre. Utilizan los huecos en los árboles para construir sus nidos.

Los inseparables enmascarados no se consideran una especie en peligro en su hábitat natural. Aunque es probable que se les capture para la alimentación y el comercio de mascotas, están catalogados como de Preocupación Menor en la Lista Roja de la UICN.

Agapornis personatus: Dieta

Dieta silvestre

En la naturaleza, el Agapornis personatus se alimenta principalmente de semillas. Con su pico comparativamente grande, abrir su comida es una tarea fácil. Las semillas de hierba, como el mijo, así como el sorgo y la acacia, son sus favoritas.

Al igual que muchos loros, los Agapornis salvajes y asilvestrados asaltan los cultivos, por lo que a menudo se les considera una plaga local. Se alimentan del mijo, el maíz y otras cosas.

Dieta doméstica

Para mantener a tu inseparable feliz y sano, es importante alimentarlo con una dieta variada. Esto no es fácil, ya que no tenemos acceso a todas las semillas que comerían en la naturaleza en todas sus fases de desarrollo.

La obesidad también puede ser un problema, ya que nuestros Agapornis domésticos no se mueven tanto como sus congéneres salvajes.

Entonces, ¿qué deberías dar de comer a tu Agapornis personatus? Algunas semillas están bien, pero para la mayor parte es buena idea optar por una opción más baja en calorías y más alta en (micro)nutrientes. Puedes probar una mezcla de lo siguiente:

  • Gránulos pequeños de alta calidad para los loros como alimento básico
  • Una mezcla de semillas de alta calidad para loros pequeños (las semillas germinadas son una opción particularmente buena)
  • Verduras frescas
  • Ocasionalmente frutas frescas
  • Alimentos forrajeados aptos para los loros, como hierbas y ramas

Tu Agapornis personatus debe tener siempre acceso a agua fresca, preferiblemente de varias fuentes, y a un bloque de calcio.

Blue mutation of a yellow-collared lovebird (Agapornis personatus), a popular pet parrot.
Enrique es el agapornis enmascarado residente en Psittacology. Debido a su mutación de color azul, ¡carece del típico collar amarillo!

Agapornis personatus: Temperamento

Vayamos a la parte por la que son conocidos los inseparables en general. No dejes que su tamaño te engañe: El Agapornis personatus es un auténtico vulcano de energía.

Estos pájaros son curiosos, activos, ruidosos, sociales y a menudo peleones. Pueden ser mordaces, así que infórmate sobre la domesticación y el adiestramiento de los loros para asegurarte de que puedes fomentar los comportamientos deseables en tu mascota.

A menudo se piensa que los inseparables deben mantenerse obligatoriamente en pareja, lo que explica su nombre común. Es una creencia común de que morirán si se les quita la pareja. No sé de dónde viene esta idea, ya que los Agapornis no parecen tener un vínculo más fuerte con su pareja que, por ejemplo, un periquito.

No es necesario que tengas a los inseparables en parejas, aunque aprecian tener un compañero. Desde luego, no deberías mantener uno a solos si trabajas fuera de casa durante 8 horas al día. Sin contacto social, estos loritos se pueden estresar, lo que puede llevar a probelmas como picaje de las plumas, agresión y vocalización excesiva.

Blue mutation of a yellow-collared lovebird (Agapornis personatus), a popular pet parrot.

Agapornis personatus: Jaula

Aunque son pequeños, los Agapornis enmascarados necesitan mucho espacio para moverse. El tamaño mínimo que he visto mencionar a menudo es de 45 x 45 cm. Una jaula de este tamaño sirve, pero requiere mantener la puerta abierta durante la mayor parte del día.

Si tu inseparable pasará la mayor parte del tiempo dentro de la jaula, tendrás que aumentar considerablemente su tamaño.

La distancia entre las barras de la jaula de tu Agapornis no debe exceder de 1,3 cm para evitar que se le atasque la cabeza. Además, la jaula debe contener al menos lo siguiente:

  • Uno o varios puestos de comida + bloque de calcio o un jibión
  • Una o varias fuentes de agua
  • Perchas naturales (no de plástico), la mayoría colocadas cerca de la parte superior
  • Juguetes para loros (juguetes para destruir, de forrajeo, ramas, juguetes caseros, etc.)

Agapornis personatus: Enriquecimiento

Como otros loros, los Agapornis enmascarados son inteligentes. De forma natural pasan la mayor parte del día forrajeando y averiguando cómo encontrar comida. Debes encontrar la manera de darle a ese cerebro inteligente mucha estimulación para evitar comportamientos (auto)destructivos en tu mascota.

Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que tu Agapornis personatus tenga una vida feliz y plena? Hay muchas cosas que puedes hacer.

  • Interacción social. Probablemente lo hayas adivinado en el apartado anterior sobre el temperamento: Los inseparables necesitan mucha atención. Puede ser de ti o de un compañero, pero no se les puede dejar solos durante largos periodos de tiempo.

    Habla con tu pájaro, juega, ofrécele arañazos en la cabeza o simplemente pasaos el rato juntos.
  • Tiempo fuera de la jaula. A menos que tu Agapornis esté en una voladera, la oportunidad de explorar una habitación segura para loros será muy apreciada. Ayudará a prevenir los problemas de salud relacionados con la obesidad.

    Puedes colocar una zona de juegos en la parte superior de la jaula para que tu ave la utilice como “base de operaciones” durante el tiempo que pase libre.
  • Juguetes. Coloridos, tintineantes, crujientes, triturables: a los loros les encantan los juguetes. Rota una buena selección para mantener entretenido a tu inseparable.

    No olvides que, para un loro cualquier cosa puede ser un juguete. No tiene por qué ser caro, siempre que sea seguro. Para un Agapornis, unos papelitos de magdalena apilados en una cuerda ya son un espectáculo.
  • Baño. No olvides proporcionar también a tu Agapornis personatus un plato de agua para que se pueda bañar. Esta especie es conocida por tener una especial afinidad por el agua. A muchos también les encanta que les salpiquen con agua.
  • Buscar comida. En la naturaleza, tu Agapornis personatus no tiene comedero. Tiene que encontrar la comida por sí mismo y se le da bien. Así que, ¿por qué no hacerle trabajar un poco para conseguir su comida? Juguetes y cajas de forrajeo pueden mantener ocupado a un loro por horas y horas.

Consejo: El adiestramiento es la manera perfecta para pasar tiempo con tu lorito. Es una manera de proveer interacción social y fortalecer vuestro vinculo. Además, es divertido enseñar a tu Agapornis los comportamientos positivos o incluso trucos.

Blue mutation of a yellow-collared lovebird (Agapornis personatus), a popular pet parrot.
A muchos Agapornis les encantan los juguetes, y es un placer verlos jugar.

Agapornis personatus: Sonidos

En cuanto a niveles de decibelios, los Agapornis como éste son criaturas impresionantes. Sus pitidos agudos pueden ser realmente ensordecedores. Por suerte, sin embargo, no los utilizan durante todo el día. Los gritos más fuertes se reservan para cuando tu inseparable te pierde de vista a ti o a su pareja.

Dicho esto, no esperes que los inseparables sean mascotas poco ruidosas. Aunque no lo hagan en voz alta, se pasan la mayor parte del día parloteando y silbando. Sus niveles de ruido aumentan si lo hace el ruido de fondo (les encanta participar) y alrededor del amanecer y el atardecer.

Estos loritos deberían ser aptos para apartamentos, pero si tus vecinos son sensibles al ruido, quizás tengas que preguntar primero.

¿Pueden hablar?

Al igual que otras especies de inseparables, los Agapornis enmascarados no se consideran muy dotados para hablar. Sin embargo, como gran parte de la familia de los loros en general, tienen cierta capacidad para aprender a imitar sonidos y frases cortas.

Si quieres saber más sobre los Agapornis y su capacidad para imitar la voz humana, dirígete al siguiente artículo: ¿Los Agapornis hablan?

Así es como suena un Agapornis personatus cuando decide hacer ruido.

Agapornis personatus: Seguridad & emergencias

Un pájaro curioso como un inseparable enmascarado es básicamente un peligro en vuelo, lo que significa que siempre tendrás que vigilar de cerca a tu mascota emplumada. Sobra decir que debes tener a mano el número de un veterinario de aves, por si surge una emergencia.

Aparte de eso, ten en cuenta lo siguiente:

  • Muchos de nuestros productos cotidianos del hogar son tóxicos para las aves. Esto incluye productos de limpieza, cosméticos perfumados, utensilios de cocina antiadherentes, ciertos calefactores, velas perfumadas y otros.
  • Cualquier habitación a la que tenga acceso tu loro debe ser segura. Eso significa que no puede haber ventanas abiertas, velas encendidas ni objetos tóxicos como ciertas plantas de interior.
  • Deberías acudir al veterinario anualmente para una revisión y aprender a reconocer los síntomas de un loro enfermo, así como los cuidados básicos de urgencia. ¿Sabes qué hacer si tu Agapornis está sangrando, por ejemplo?
  • Hablando de emergencias, tener a mano un pequeño botiquín de primeros auxilios para aves puede ser un salvavidas. Incluye artículos como un coagulante, un antiséptico, pinzas, gasas y similares.

Si tienes más preguntas sobre los cuidados del Agapornis personatus o si quieres compartir tus propias experiencias con estos coloridos loritos africanos, ¡no dudes en dejar un comentario abajo!

Fuentes

Parr, M., & Juniper, T. (2010). Parrots: a guide to parrots of the world. Bloomsbury Publishing.

Deja un comentario