Home » Caique » Caique de cabeza naranja cuidados & más | Pionites leucogaster

Caique de cabeza naranja cuidados & más | Pionites leucogaster

¿Estás pensando en añadir un caique de cabeza naranja a tu familia? Buena elección! Es importante aprender más sobre el cuidado de estos loros sudamericanos antes de dar el paso. Tienen una gran personalidad y aunque son muy divertidos, también pueden ser difíciles de manejar, así que asegúrate de estar preparado.

Sigue leyendo para descibrir todo lo que necesitas saber sobre los cuidados, la dieta y la personalidad del caique de cabeza naranja.

Nombre(s) (común, científico) Caique de cabeza naranja/amarilla, caique de vientre blanco, loro de vientre blanco, Pionites leucogaster, Pionites xanthomerius, Pionites xanthurus
Hábitat natural Selvas tropicales en la Cuenca del Amazonas (Brasil)
Tamaño adulto 23 cm, hasta 170 gramos
Duración de vida 40+ años
Nivel de ruido Moderado (para un loro)

Caique de cabeza naranja: Origen y hábitat natural

Empecemos con algunos datos. ¡Es importante saber de dónde proceden nuestros loros domésticos para entender mejor cómo debemos cuidarlos en cautividad!

El caique de cabeza naranja es un miembro del género Pionites. Este es un pequeño género de loros que viene con un poco de confusión: originalmente sólo había dos miembros reconocidos, el caique de cabeza naranja y el de cabeza negra. Recientemente, se ha descubierto que los de cabeza naranja (Pionites leucogaster) son en realidad tres especies distintas. Para no hacer las cosas muy confusas, hablaré de ellas como si fueran una sola, ya que son muy similares.

Los caiques de cabeza naranja se encuentran de forma natural en Sudamérica. Aquí, habitan en las copas de los bosques tropicales y anidan en árboles huecos. Son comunes en Brasil, en torno a la región del Amazonas, pero también se dan en un montón de otros países sudamericanos, como Bolivia, Perú y Ecuador, entre otros.

¿Lo sabías? La principal diferencia entre las especies de caiques de cabeza naranja es el color de sus patas. Está el loro de patas verdes (Pionites leucogaster, el más popular en cautividad) y el loro de patas negras (Pionites xanthomerius), que tiene las patas… amarillas (sí, has leído bien, yo tampoco le encuentro sentido al nombre). El último del grupo, Pionites xanthurus, no es muy común.

Caique de cabeza naranja cuidados & más | Pionites leucogaster

Caique de cabeza naranja: Dieta

La desnutrición es un problema muy común entre los loros en cautividad, y además evitable.

Vamos a dedicar un momento a analizar lo que tu caique de cabeza naranja debe comer para mantenerse feliz y saludable, empezando con más información sobre su dieta en la naturaleza.

Dieta silvestre

Para saber más sobre lo que les gusta comer a los caiques de cabeza naranja, recurramos a la ciencia. Un estudio de 2014 realizado por Lee et al. echó un vistazo a 190 caiques de cabeza naranja en su hábitat natural. Vieron que las aves se alimentaban de nada menos que 44 especies de plantas diferentes.

Lo que comían exactamente variaba a lo largo de las estaciones, pero los caiques de cabeza naranja silvestres se alimentaban con mayor frecuencia de semillas de todo tipo de plantas, incluidas las semillas de frutas. También comían una variedad de frutas, muchas de ellas inmaduras. Además, las flores y los capullos estaban entre los favoritos.

Aparte de estos tres alimentos principales, los caiques silvestres también comían ocasionalmente algunos alimentos diversos como hojas y cortezas. Incluso se les observó comiendo hormigas.

Dieta doméstica

Como podemos deducir de lo anterior, los caiques de cabeza naranja tienen una dieta bastante variada. Desafortunadamente, no podemos reproducir su dieta natural, porque pocos de nosotros vamos a tener acceso a las semillas, frutas y flores que comen en su hábitat natural.

Entonces, ¿qué debería comer un caique doméstico? Es importante no caer en la trampa de pensar que se puede alimentar a un caique con una mezcla de semillas y nada más, aunque esto sigue siendo lo que hacen muchos entusiastas inexpertos de loros. Las semillas secas son demasiado grasas y no contienen los (micro)nutrientes necesarios.

La alimentación con una dieta alta en frutas tampoco es una buena idea, aunque parezca lógico para los amantes de la fruta como esta especie. El problema es que las frutas que comen en la naturaleza son mucho más bajas en azúcares que las que han sido cultivadas para el consumo humano. Además, a menudo se comen inmaduras, lo que significa niveles de azúcar aún más bajos. Las frutas “humanas” son demasiado calóricas para ser un alimento básico.

En cambio, considera una dieta que consista en lo siguiente:

  • Un pienso de alta calidad como alimento básico
  • Muchas verduras frescas
  • Algunas frutas frescas
  • Semillas germinadas

En cuanto a los alimentos muy grasos o azucarados, como los frutos secos, es mejor utilizarlos como golosinas y darlos con mucha moderación. Puedes aprovecharlos para motivar a tu caique durante las sesiones de entrenamiento.

No olvides tener siempre agua fresca disponible, preferiblemente de varias fuentes. Un bloque de calcio y un hueso de sepia también son apreciados.

Loro colorido comiendo una almendra.

Caique de cabeza naranja: Temperamento

Su temperamento es definitivamente lo que diferencia a los caiques de otras especies de loros. Todos los loros son inteligentes y juguetones, ¡pero los caiques lo elevan a otro nivel! Se les conoce como los payasos del mundo de los loros y ese es un título que definitivamente merecen.

Un caique es un loro con el que se puede establecer un vínculo muy fuerte. Son criaturas muy sociables, lo que no es sorprendente si se tiene en cuenta que los caiques silvestres tienden a vagar por la selva en grupos grandes.

Un caique bien socializado adorará poder pasar el mayor tiempo posible contigo. Esto significa que debes tener mucho tiempo para dedicar a tu pájaro. De lo contrario, podrías considerar la posibilidad de conseguir dos.

¿Lo sabías? Los caiques son territoriales. No puedes combinarlos con otras especies de aves, ya que existe la posibilidad real de que se produzca una pelea por alguna disputa sobre la jaula o la comida.

Ten en cuenta que necesitas mucha paciencia para poder tratar con estos pájaros. Les encanta tirar cosas, tienen una energía aparentemente ilimitada para bailar, jugar y gritar, e incluso pueden ponerse de mal humor y ser irritables a veces.

El adiestramiento adecuado es importante para evitar comportamientos no deseados. Aun así, es cuestión de cuándo, no de si, tu caique romperá algo. Ya sea mordiéndolo o tirándolo al suelo, los loros en general tienden a dejar una estela de caos por donde pasan.

En definitiva, si quieres que tu loro sea tu mejor amigo y no te importa una pizca de locura, un caique puede ser para ti.

Consejo: Puedes echar un vistazo a los contenidos de otros entusiastas de caiques para ver cómo es la vida con un caique. El Instagram de Jalapeño Pancake es un buen ejemplo de las travesuras que le gustan a esta especie.

Caique de cabeza naranja.
Mirjam, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Caique de cabeza naranja: Jaula

Como los caiques son bombas de energía pura, no es de extrañar que necesiten bastante espacio. Aunque dejes a tu caique pasar mucho tiempo fuera de su jaula, sigue siendo importante proporcionarle una casa grande para mantenerlo feliz.

La jaula de tu caique debe ser robusta y, preferiblemente, tener algún tipo de mecanismo de cierre. Estos pájaros son muy inteligentes y les puede resultar bastante fácil averiguar cómo escapar. También les gusta masticar los barrotes de la jaula. De hecho, les gusta morderlo todo, así que también es importante proporcionar muchos juguetes para loros.

Aparte de los juguetes, la jaula de tu pájaro debe tener varias perchas naturales, cuencos para la comida y el agua e, idealmente, una bañera para pájaros. A esta especie le encanta bañarse.

Dado que tu caique necesita varias horas de tiempo fuera de la jaula cada día, es conveniente instalar un pequeño parque para jugar fuera de la jaula. La zona de juegos puede ser de madera natural para masticar, y contener muchos juguetes para mantener ocupado al ave.

Consejo: Cualquier habitación a la que tenga acceso tu caique debe estar totalmente segura para loros. Son muy curiosos y pueden meterte a ti y a ellos mismos en muchos problemas con sus exploraciones y destrozos. Y no olvides renunciar a cualquier producto perfumado o artículo que pueda emitir gases cerca de tu pájaro.

Pionites leucogaster, un loro sudamericano.

Caique de cabeza naranja: Enriquecimiento

Todos los loros necesitan mucho enriquecimiento para evitar que el aburrimiento y la soledad provoquen problemas graves, como el picaje de las plumas, la vocalización excesiva y la agresividad. Al fin y al cabo, en la naturaleza se pasan todo el día buscando comida y usando sus cerebros superinteligentes en presencia de una bandada unida.

Como son tan sociables y enérgicos, tienes que poder pasar mucho tiempo con tu caique. También hay que ofrecerles mucha estimulación mental.

Algunas formas importantes para enriquecer la vida de tu caique diariamente son:

  • Adiestramiento. Un arma de doble filo. Puede fomentar los comportamientos positivos y desalentar los no deseados y, al mismo tiempo, estimular el cerebro de tu pájaro. Además, estos inteligentes loros aprenden fácilmente trucos divertidos.
  • Pasar el rato. Es muy importante. Saca a tu caique de su jaula para jugar o simplemente pasar un tiempo juntos. Son extremadamente juguetones y puede que les guste columpiarse de tu mano, arrastrarse por tus mangas y mucho más.
  • Ofrece diferentes juguetes. Tu caique debe tener acceso a diferentes juguetes, preferiblemente de forma rotativa. Consigue juguetes para masticar (incluyendo ramas frescas seguras para los pájaros), otros que hagan ruido, algo colorido, y más.
  • Forrajeo. ¿Qué es lo que más tiempo pasa haciendo un loro en la naturaleza? Sí, buscar comida. Reproduce esta actividad en casa con cajas y juguetes de forraje y todo tipo de opciones de búsqueda de comida.

    Incluso algo tan sencillo como ofrecerle verduras enteras en lugar de picadas ya ayuda a que tu pájaro se esfuerce por conseguir su comida.
Dos caiques de vientre blanco masticando madera.

Caique de cabeza amarillo: Sonidos

En lo que respecta a los loros, los caiques no son los más ruidosos, ni mucho menos. ¿Significa eso que son silenciosos? Bueno, no, realmente no existe un loro que no hace ruido.

Aunque los caiques suelen limitarse a silbar, pitar y graznar suavemente a un nivel de ruido relativamente aceptable durante la mayor parte del día, también pueden emitir gritos muy estridentes. No es de extrañar: en la naturaleza necesitan ser capaces de localizarse unos a otros desde las copas de los árboles.

En definitiva, en lo que respecta a la vida en un apartamento, los caiques son una mejor opción que muchos otros loros. Sin embargo, recuerda que tus días de disfrutar del silencio sin tapones para los oídos se acabarán cuando añadas cualquier loro a la familia.

¿Los caiques hablan?

Si buscas un hablador con talento, un caique no es la mejor opción para ti. Aunque algunos individuos lo hacen mejor que otros, los caiques no pueden competir con las cotorras de Kramer o los yacos.

Para enseñar a tu caique una melodía, elige algo corto, como un silbido sencillo. Luego, empieza a repetirlo a lo largo del día. Si notas que tu pájaro (intenta) repetir el sonido elegido, asegúrate de recompensarlo con una golosina. Esta es una buena manera de pasar tiempo con tu pájaro y, al mismo tiempo, enseñarle algo divertido.

Caique de cabeza naranja (Pionites leucogaster) posado en una rama de madera sobre fondo negro.

Caique de cabeza naranja: Emergencias

Aunque no es algo en lo que queramos pensar, es importante tener en cuenta que las emergencias médicas son una posibilidad con cualquier mascota. Antes de considerar la posibilidad de añadir un caique a tu familia, debes saber qué hacer si aparece algún tipo de crisis de salud.

Asegúrate de:

  • Tener guardado en el teléfono el número de uno o varios veterinarios de aves de la zona.
  • Tener a mano un kit básico de emergencia para loros, que contenga artículos como agente coagulante de la sangre, desinfectante, cinta adhesiva veterinaria, vendas, hisopos estériles, pinzas y cualquier otra cosa que pueda ser útil.
  • Ser capaz de reconocer los síntomas más comunes. Los loros son muy buenos a la hora de ocultar cualquier cosa que pueda estar mal. Ya sabes cómo es tu pájaro normalmente, así que si eso cambia, puede ser buena idea llamar al veterinario.
  • Cualquier habitación a la que tu loro tenga acceso tiene que estar a prueba de loros. Los accidentes y las enfermedades derivadas de la exposición a humos peligrosos y otros agentes son un peligro muy real para estas aves.
  • Saca tu caique a revisión después de la compra/adopción y anualmente.
  • Pon en cuarentena a nuevos pájaros que vayan a estar en el mismo espacio que tu caique durante unas semanas para ver si se manifiesta algún síntoma.

Los caiques son susceptibles de contraer el poliomavirus, que provoca graves problemas con los órganos, especialmente en las aves jóvenes. Es muy recomendable vacunar a tu pájaro contra esta enfermedad.

Bebé de Pionites leucogaster, un loro popular.
Los caiques de menos de 4 semanas son susceptibles de contraer el poliomavirus, que puede ser mortal.
Ruth Rogers, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons

Si tienes más preguntas sobre los caiques de cabeza naranja o quieres compartir tus propias experiencias con estos payasos del mundo de los loros, ¡no dudes en dejar un comentario abajo!

Fuentes

Lee, A. T., Brightsmith, D. J., Vargas, M. P., Leon, K. Q., Mejia, A. J., & Marsden, S. J. (2014). Diet and geophagy across a western Amazonian parrot assemblage. Biotropica46(3), 322-330.

Deja un comentario