Home » Periquito » Muda del periquito australiano | ¡Mi periquito está mudando!

Muda del periquito australiano | ¡Mi periquito está mudando!

¿El fondo de la jaula de tu periquito australiano (Melopsittacus undulatus) se ha convertido en un mar de plumas? ¿Ves extrañas espinas blancas en su cabeza y cuerpo? ¿El pájaro está más irritable de lo normal? No te preocupes, no está pasando nada malo: ¡tu periquito está mudando! Se trata de un proceso natural y recurrente que puede dejar a tu pájaro un poco malhumorado durante un par de semanas.

Al igual que otras especies de aves, los periquitos mudan periódicamente para reemplazar sus plumas. Veamos qué ocurre durante la muda y qué puedes hacer para que tu pájaro esté cómodo.

La muda del periquito australiano

¿Qué es una muda?

Muchos animales mudan dos veces al año para quitar su pelaje de invierno. La mayoría de los periquitos, en cambio, solo mudan una vez cada año. Normalmente lo hacen durante la primavera, justo a tiempo para poder atraer a una pareja con sus flamantes plumas. Dicho esto, algunas almas desafortunadas acaban mudando dos veces al año o más.

Los periquitos no mudan las plumas para prepararse para el invierno, sino para mantenerlas frescas y funcionales. Si no mudaran, acabarían teniendo un aspecto fatal al cabo de un tiempo y podrían incluso perder la capacidad de volar. La muda asegura que las plumas viejas sean reemplazadas por otras nuevas que le duren al ave un año más.

Aparecen nuevas plumas, a veces en grandes cantidades, cubiertas de vainas o cañones de queratina. Estas protegen a la nueva pluma, que todavía está conectada directamente al suministro de sangre de tu pájaro, de cualquier daño. Las nuevas plumas todavía cubiertas, reminiscentes de las espinas de un erizo, provocan el pánico de muchos propietarios de aves nuevas. No te preocupes: tu pájaro no ha contraído ningún tipo de parásito. Los cañones se caerán solas.

¿Lo sabías? Los periquitos bebés experimentan su primera muda alrededor de los seis meses de edad, y puede ser bastante intenso. Pierden sus plumas de bebé y el típico barrado de la parte superior de la cabeza.

¿Cuánto dura la muda?

Al igual que la frecuencia de la muda, el tiempo que tarda un periquito en reemplazar sus plumas varía según el individuo. Algunos pasan por todo el proceso en solo una o dos semanas, mientras que otros mudan las plumas durante más de dos meses.

La intensidad de la muda también puede variar. En algunos casos se trata de unas pocas plumas aquí y allá, mientras que otras veces se acaba teniendo que pasar la aspiradora a diario. El ave puede adquirir un aspecto muy desaliñado.

Periquito australiano blanco albino. Un pequeño loro doméstico popular.

¿La muda es incómoda para mi periquito?

Por supuesto. No es difícil imaginar que la muda no es un proceso muy agradable para un ave. Por eso tu periquito puede parecer menos energético e incluso malhumorado cuando está mudando.

  • La primera razón por la que la muda del periquito es incómoda es que pica mucho. Las plumas nuevas, envueltas en cañones, irritan la piel del ave. Seguramente verás a tu periquito arreglándose con el pico y tratando de alcanzar las plumas difíciles, frotando su cabeza contra perchas y otros objetos.
  • En segundo lugar, producir tantas plumas nuevas requiere mucha energía y nutrientes. Por eso, un periquito en proceso de muda dormirá más, buscará menos el contacto con los humanos y otros periquitos, y puede parecer más hambriento.
  • Por último, está la cuestión de la sensación de falta de seguridad. Aunque no pierdan todas las plumas a la vez para no quedar incapacitados para volar, un periquito en proceso de muda seguirá estando inquieto porque sabe que podría faltarle la energía y la potencia para huir de posibles predadores. Esta es otra razón por la que muchos pájaros se retraen un poco durante la muda.

¿Lo sabías? Si tu periquito lleva más de tres meses seguidos mudando o si sus plumas no vuelven a crecer, quizá debas llamar al veterinario para que te aconseje. Puede ser un signo de que algo no va bien, como problemas de tiroides o incluso niveles de estrés elevados. Lo mismo aplica si aparecen calvas.

Periquito común con plumas nuevas aún cubiertas con el cañón. | Todo sobre la muda del periquito australiano
No te preocupes, a tu periquito no le salen gusanos de la cabeza. Esas son nuevas plumas aún cubiertas con el cañón.

¿Cómo puedo ayudar a mi periquito durante la muda?

No es agradable ver a tu querido periquito mudando y sintiéndose incómodo, pero por suerte, hay algunas cosas que puedes hacer.

Por supuesto, debes dejar a tu pájaro en paz si no quiere interactuar contigo ahora mismo, incluso cuando normalmente suele ser muy cariñoso. Aparte de eso, puedes probar lo siguiente:

  • Baños. A muchos periquitos les encanta chapotear durante la muda. Esto alivia parte del picor de las plumas y ayuda a que la muda se desarrolle sin problemas. Si a tu periquito no le gusta bañarse, a lo mejor te dejará rociarlo con una botella de spray.
  • Descanso. Dormir mucho es muy importante para el correcto desarrollo del plumaje. Asegúrate de que tu periquito duerme unas 12 horas sin ser molestado. También es buena idea proporcionarle un lugar tranquilo al que pueda retirarse durante el día.
  • Alimentación. Una dieta adecuada para periquitos es siempre importante, pero aún más cuando tu periquito está mudando. Un pienso de alta calidad, muchas verduras, una buena fuente de calcio y acceso a agua fresca en todo momento son cruciales.
  • Rascadas. No todos los periquitos aceptan que se les rasque la cabeza, especialmente durante la muda. Si el tuyo lo permite, puedes ayudar a aliviar sus picores. Hay que hacerlo suavemente y no ofenderse demasiado si el pájaro te da algún mordisco: puede que por accidente hayas tocado una pluma nueva e irritada. Las rascadas pueden ayudar a aflojar los cañones de las plumas nuevas en lugares a los que el periquito no puede llegar por sí mismo.
  • Comodidad. Procure que tu periquito esté cómodo. Mantén el hogar a temperatura ambiente y trata de quitar fuentes de estrés.

Consejo: No olvides echar un vistazo a la guía de cuidados de los periquitos australianos. Allí encontrarás todo lo que tienes que saber sobre mantener a tu lorito feliz y sano.

Periquito blanco con las plumas mojadas después de bañarse.
A muchos periquitos les encanta bañarse durante su muda.

Conclusión

Aunque puede ser un poco exasperante lidiar con tormentas de plumas y un pájaro malhumorado, la muda del periquito australiano es una parte normal del ciclo anual de esta especie. ¡No te estreses! Trata de mantener a tu periquito lo más cómodo, libre de estrés y bien alimentado posible.


Si tienes más preguntas sobre la muda del periquito australiano o si quieres compartir tus propias experiencias al tratar con un loro mudando, no dudes en dejar un comentario a continuación.

Deja un comentario